¿Hablamos del ajo?
Alimentación Natural,  Suplementos Naturales

¿Hablamos del ajo?

El ajo y su uso en perros es uno de los grandes mitos y “cuentos del coco” que más se escuchan y se repiten a través de los años en alimentación animal.

Cuando empecé a dar dieta natural era muy común tener que desmentirlo pero hoy, casi 11 años después, se sigue repitiendo.

La toxicidad real del ajo

Su mala fama proviene de un estudio del año 2000 de la Universidad japonesa de Hokkaido.

A cuatro perros se les administró 1,25 ml de extracto de ajo (lo que equivaldría a unos 5 gramos de ajo natural) por kg de peso corporal durante siete días seguidos. Es decir, si el perro pesaba 23 kg, se le daban aproximadamente 25 dientes de ajo crudos grandes.

Tras 30 días ninguno de los perros mostró síntomas de la presunta toxicidad del ajo y tampoco desarrollaron anemia pero sí se comprobó que había disminuido la concentración de glóbulos rojos en sangre. Aún así la conclusión fue: “Creemos que los alimentos que contienen ajo deben evitarse para su uso en perros”.

En 2004 se publicó otro estudio donde el resultado fue que la alicina (principal componente del ajo) podría ser beneficiosa para la salud de los mamíferos. En dicho estudio no se reportaron casos de anemia hemolítica a pesar de las altas concentraciones de ajo que se dieron.

El Instituto de farmacología veterinaria y toxicología de la Universidad de Zúrich, en 2006, publicó que la dosis tóxica para perros y gatos está en 5 gramos de ajo por kilo de peso corporal al día.

Si un diente de ajo pesa entre 2 y 3 gramos, un perro de 10 kg debería tomar al día más de 50 gramos de ajo, es decir, entre 25 y 16 dientes de ajo al día para poder producir anemia hemolítica.

Historia del ajo.

Su origen se sitúa en Asia Central, y desde allí se extendió al resto del mundo.

Se tienen noticias de su utilización como energizante en la alimentación de los obreros que construyeron las pirámides de Egipto; y hasta tal punto se hizo necesario, que una vez que faltó el ajo, alrededor del año 3500 a.C., los obreros se negaron a trabajar, dando lugar a la primera huelga que se conoce.

En Grecia los atletas comían ajo antes de la competición para coger fuerzas, y después de ella para reponerse.

También los romanos recomendaban su uso como antiparasitario, y como medida contra variadas miasmas.

En el periodo colonial fue introducido en África y América y durante la Primera Guerra Mundial se utilizó en la desinfección de las heridas, cuando faltaron los antisépticos convencionales.

Beneficios del ajo para la salud de nuestros perros y gatos.

Es una fuente de nutrientes y sustancias no nutritivas. Contiene yodo, fósforo, potasio y vitaminas como tiamina, vitamina B6 y C.

Sus propiedades están basadas sobre todo en los componentes sulfurados que contiene (alicina, alil/dialil sulfidos).

  • Bactericida, antifúngico y antibiótico natural. Estudios «in vitro» han indicado que el extracto de ajo, incluso a bajas concentraciones, es un potente inhibidor de Helycobacter pylori, bacteria implicada en el desarrollo de las úlceras gástricas y duodenales.

  • Anticancerígeno. Numerosos estudios epidemiológicos muestran una asociación inversa entre el consumo de verduras del género Allium, como el ajo y el riesgo de sufrir ciertos tipos de cáncer. La protección que ejercen los compuestos alil-sulfidos está, probablemente, GarlicAllium sativum L. Ajo relacionada con la capacidad de inhibir la formación y activación de inductores cancerígenos como las nitrosaminas, también actúan propiciando la reparación del material genético celular dañado y mejorando las defensas del individuo. Así mismo, parecen retardar de forma efectiva la proliferación tumoral.

  • Protección cardiovascular. Previene la enfermedad cardiovascular, reduciendo los niveles de lípidos en sangre. Ayuda a reducir el LDL-colesterol (colesterol «malo»), a inhibir su oxidación, y a proteger a las células endoteliales de estas lipoproteínas modificadas. Además, ejerce otros beneficios sobre la salud cardiovascular, ya que disminuye la presión arterial y la agregación plaquetaria. También ejerce un efecto hipoglucemiante, ayudando a prevenir la diabetes tipo II.

  • Antiparasitario natural. Gracias a sus propiedades antibacteriales, antifúngicas y antivirales, el ajo no solo es una excelente opción natural para prevenir parásitos internos, sino que también es un excelente repelente contra parásitos externos, incluyendo pulgas, garrapatas y mosquitos. Más Soluciones naturales antiparasitarias

  • Protector hepático. El ajo contiene al menos 6 compuestos que ayudan al hígado a cumplir con sus funciones y a activar las enzimas que lo ayudan a filtrar desechos y toxinas del cuerpo, para mantenerlas fuera del torrente sanguíneo. Además, estos componentes previenen la acumulación de toxinas en el cuerpo, lo cual a su vez contribuye a prevenir enfermedades degenerativas y el envejecimiento.

  • Expectorante natural. Ayuda a combatir infecciones que puedan afectar a la boca, garganta y tracto respiratorio así como también del tracto gastrointestinal (estómago e intestinos).

Dosificación.

La dosis segura para administrar ajo a nuestros peludos es de 1/4 de cucharadita por cada 5 kg de peso. Evita los ajos envasados y prefiere el ajo crudo, fresco y triturado por ti mismo.

En gatos se recomienda iniciar con una dosis menor, ya que podría causar molestias estomacales o gases.

Consejo: tritura el ajo 10 minutos antes de darlo de comer a tu peludo, así activarás la Alicina, el cual es el compuesto responsable de sus propiedades antibióticas, antivirales, antibacterianas y antifúngicas.

Contraindicaciones

No está recomendado en cachorros menores de 6 meses.

Perros o gatos con anemia o tendencia a tenerla.

Con medicación para problemas cardiacos, anticoagulantes, antiácido o en quimioterapia.

Perros o gatos diabéticos con tratamiento de insulina.

Perros de raza Akita Inu o Shiba Inu ya que son razas con mayor sensibilidad al ajo.

Perras gestantes o lactantes.

Los suplementos naturales y la nutrición ortomolecular no son sustitutos de los medicamentos. Consulta con tu veterinario o tu especialista antes de empezar a dar un suplemento.

Recuerda que puedes contactar conmigo para mi servicio de asesoría nutricional. Seguro que puedo ayudarte a mejorar la salud de tu perro o gato
Asesoría Nutricional

Referencias

Fundación Española de Nutrición (FEN)

Lee KW, Yamato O, Tajima M, Kuraoka M, Omae S, Maede Y. Hematologic changes associated with the appearance of eccentrocytes after intragastric administration of garlic extract to dogs. Am J Vet Res. 2000 Nov;61(11):1446-50. doi: 10.2460/ajvr.2000.61.1446. PMID: 11108195.

Chang HS, Yamato O, Sakai Y, Yamasaki M, Maede Y. Acceleration of superoxide generation in polymorphonuclear leukocytes and inhibition of platelet aggregation by alk(en)yl thiosulfates derived from onion and garlic in dogs and humans. Prostaglandins Leukot Essent Fatty Acids. 2004 Jan;70(1):77-83. doi: 10.1016/j.plefa.2003.08.006. PMID: 14643182.

 

Sígueme
Latest posts by Raquel López Oliva - Especialista Certificada en Nutrición y Dietética Animal (see all)